Ayudando a los Creyentes a Adorar en Espíritu y en Verdad

Como haces para que la gente adore? La respuesta es, no puedes. Es humanamente imposible hacer que la gente adore. A pesar del talento del músico, es espíritu de adoración en el servicio, la habilidad de los medios o el volumen de la música, nadie puede hacer que otra persona verdaderamente adore a Dios. Debido a ello, un líder de adoración debe concentrarse en proveer una atmosfera que conduzca a la adoración. Una mejor forma de considerarlo es ayudar a la gente a adorar. Como lo puedes hacer?

Dirigir la alabanza es una tarea llena de dificultades. Tú debes en oración mantenerte lejos de una falsa adoración, como la adoración del yo mismo, o una adoración vacía, o una adoración para mostrar un espectáculo y cosas similares. Ayudar a la gente a adorar no es hacer que la gente adore como lo mencionamos anteriormente. Entonces que es?


Se trata del ambiente? Seguro, si tienes el ambiente apropiado la gente se motivará a adorar, correcto? Pues No! El “ambiente de adoración” perfecto no es algo que tu puedas sencillamente manipular, como ajustar el termostato para el clima del salón. No se trata tampoco del talento musical. De seguro tu voz va a distraer si se desafina en las notas altas que trates de llegar sin éxito, pero esto no previene o motiva a la adoración. Para responder la pregunta “como ayudar a la gente a adorar” será necesario mirar algunos factores bíblicos.

  • Adorar es atribuirle a Dios su valor (I Crónicas 16:27-29; 2 Reyes 17:36) En primer lugar, la adoración no se trata de nosotros para comenzar. La adoración es acerca de Dios. Suena sencillo, lo se, pero pienso lo fácil que es deslizarse del servicio de adoración dando una atención inadecuada por quien el servicio de adoración existe. Al final esa tremenda verdad nos debería humillar y bajar de nuestro pedestal si creemos que de alguna manera podemos manipular o incitar a la gente a una actitud de adoración.
  • La adoración es para Dios no para nosotros. La gente puede ensayar diferentes estilos de adoración. Para mucha gente tener el sonido correcto en la música de adoración es el factor primario para decidir si esa iglesia es apropiada para ellos, o quizás para decidir si la demás gente con ese estilo de adoración son verdaderos cristianos o no. El termino “estilo” de adoración vino en parte debido a la errada noción de que la alabanza se trata de nosotros y la clase de música que nos agrada o la clase de instrumentos, o el periodo en que las canciones fueron escritas. Obviamente existen muchos tipos de adoración que pueden ser destruyentes para algunas personas que no se identifican con ese estilo. Sus mentes, cultura, conciencia o educación hace que sea imposible para ellos tolerar ciertas formas de adoración.. Otras veces cierta forma de adoración contiene calidades o acciones negativas contrarias a lo que la Biblia ensena. El punto aquí es asegurarse que la alabanza no se trata de lo que nos complace a nosotros, lo que nos gusta, o incluso con lo que nos sentimos cómodos.  Quizás hubieses estado bien incomodo con la música de adoración de Israel, o quizás algunas de sus practicas de adoración (2 Samuel 6:13-23). A pesar de cualquier preferencia personal, la adoración se trata de Dios. Adorar es una respuesta de humillación, gratitud y gozo por Su grandeza. (Salmos 100; Isaías 44:23: Isaías 51:11) Estamos siempre preocupados con lo que la gente va a pensar acerca de la alabanza que llegamos a construir una barrera a la verdadera adoración. Nuestros intentos por una buena experiencia de adoración se convierten en un auto adoración insípida. “Debería alzar mis manos en este momento de la canción?” “Es este el mejor momento para hacer una oración espontanea?” “Que va a pensar la gente si les pido que cantemos el coro de nuevo?” “Sera buena idea cerrar mis ojos?” Cuando esta clase d preguntas nos comienzan a preocupar es cuando no estamos adorando a Dios, nos estamos adorando nosotros mismos. Dios advierte firmemente acerca de adorar cualquier cosa que no sea Dios, admitiendo que nuestros corazones se pueden alejar de El (Deuteronomio 8:19; Deuteronomio 11:6).
  • Para adorar la gente debe ver a Dios.  Un estudio de “adoración” a través de la biblia te confrontara con una verdad poderosa. Alabanza y adoración sucede como respuesta a quien es Dios. Por ejemplo Dios es Rey; debemos adorarle (salmo 22:27). Dios nos hizo; debemos adorarle (salmo 95:6) Dios es santo; debemos adorarle (salmo 96:9) Dios nos escogió y nos justifico (Romanos capítulos 1 hasta el 11): debemos adorarle (Romanos 12:1) Dios es bueno; debemos adorarle (Apocalipsis 15:4) Adoración es una respuesta a quien es Dios. Por lo tanto la verdadera adoración pone en primer lugar a Dios. La gente no tiene que verte para que la adoración florezca, ellos necesitan ver a Dios. La pregunta no es “como puedo ayudar a la gente a adorar” en vez de ello “Como puedo salir del camino para que la gente vea a Dios y le adore?” Nosotros adoramos con “reverencia y admiración”, por el carácter y la persona de Dios. (Hebreos 12:28) Dios se ah revelado en las escrituras, por lo tanto meditar en ellas debería ser una buena parte de nuestra adoración. Dios nos instruyo a orarle a El sin cesar, orar conlleva el significado de atribuirle a Dios su dignidad; asi que la oración reverente y significativa debe ser parte de la adoración.

 

  • Adorar es una decisión. Génesis 22:5; Jueces 5:3; Salmo 9:1) La gente no adora accidentalmente, debemos tener intención de adorar.  Adorar en comunidad es una espontaneidad que cada creyente debe practicar y vivir cada día (Romanos 12:1). La verdadera adoración incluye el Espíritu (Juan 4:23-24) porque El nos ayuda a adorar. En el antiguo testamento adoración fue mas eventual que alistarse los domingos e ir en familia a la iglesia, aunque este es un tremendo logro, en especial si usted tienen niños pequeños, no se asemeja a lo que los Israelitas tenían que hacer. Adoración siempre incluía  jornadas largas de viaje de varios días transportando provisiones campamentos animales y demás. Adoración incluía el sacrificio de animales, reuniones de adoración duraban días, muchas veces los servicio duraban horas y horas bajo el calor del sol ardiente del medio oriente, “adoración” connotaba mucho mas que asistir a un auditorio cómodo los domingos en la mañana. No estoy diciendo que debemos hacerlo mas difícil, solo quiero resaltar que adoración es un acto intencional con un propósito, no es un accidente, no es un ritual y no es algo que llene nuestra agenda de cosas por hacer espirituales.

No hemos contestado nuestra pregunta original “como ayudar a la gente a adorar” pero hemos provisto algunas observaciones que nos ayudan a corregir algunos mal entendidos. Quizás la mejor manera de ayudar a la gente a adorar es entendiendo la adoración nosotros mismos y viviendo y ensenando esa verdad a aquellos que están cerca nuestro.